30.1.05

De boda (Esta mañana me he levantado...)

Esta mañana me he levantado y hacía frío. Jamás pensé que iba a comenzar uno de mis posts así, es curioso.
Pues eso, me he engalanado para asistir a la boda de un primo lejano (¡no seas 'ridículo, primo Lary!). Con las prisas me he dejado el móvil (y he comprobado el grado de adicción que ese conglomerado de chips me provoca): mis facultades para saber cuánto tiempo aproximado de tortura me quedaba (no uso reloj) y para compartir solidariamente mi situación con las personas queridas de mi agenda se habían esfumado por completo.
En fin, voy a saltarme algunos detalles sin importancia (a estas alturas todos estáis hartos de relatos de abducciones y tampoco os interesará saber cómo salvé al mundo de una invasión de enormes libélulas antropófagas).
Mientras estaba en la iglesia comprobando en qué momento tienes tanto frío en los pies que dejas de sentir dolor, el cura que oficiaba la misa ha leído las Bienaventuranzas.
Incluso siendo agnóstico practicante, no dejan de tener mucho sentido para mí, cambiando la típica imagen de "Dios" del hombre occidental de barbas blancas por "la belleza del Universo" y "Reino de los Cielos" por algo así como "una visión más completa de la vida".
Buscando por Internet para reproducirlas aquí, me he encontrado algo tal vez mejor, una letra de Serrat. Así que mando al cementerio de datos de Dani todo lo que iba a decir, y os dejo con ella:

Bienaventurados
(Joan Manuel Serrat)

La vida te la dan
pero no te la regalan.
La vida se paga
por más que te pene.
Así ha sido desde que
Dios echó al hombre del Edén,
por confundir
lo que está bien
con lo que le conviene.

Si a plazos o al contado
la vida pasa factura,
rebaña y apura
hasta las migajas.
Que si en cada alegría
hay una amargura,
todo infortunio esconde alguna ventaja.

Bienaventurados los necios
que se arriesgan a prestar consejos
porque serán sabios a costa
de los errores ajenos.

Bienaventurados los pobres
porque saben, con certeza,
que no ha de quererles nadie por sus riquezas.

Bienaventurados los adictos a emociones fuertes
porque corren buenos tiempos para la gente marchosa.

Bienaventurados los dueños del poder y la gloria
porque pueden informarnos de qué va la cosa.

Bienaventurados los que alcanzan la cima
porque será cuesta abajo el resto del camino.

Bienaventurados los que catan el fracaso
porque reconocerán a sus amigos.

En cualquier circunstancia
por lastimosa que sea,
busca la manera
de comer perdices;
que a pesar de lo alto que
nos coloquen el listón,
hay que brincar
con la intención
de ser felices.

Bienaventurados los castos
porque tienen la gracia divina
y la ocasión de dejar de serlo
a la vuelta de la esquina.

Bienaventurados los que aman
porque tienen a su alcance
más de un cincuenta por ciento de un gran romance.

Bienaventurados los que están en el fondo del pozo
porque de ahí en adelante
sólo cabe ir mejorando.

Bienaventurados los que presumen de sus redaños
porque tendrán ocasiones
para demostrarlo.

Bienaventurados los que contrajeron deudas
porque alguna vez alguien hizo algo por ellos.

Bienaventurados los que lo tienen claro
porque de ellos es el reino de los ciegos.



Para los que estáis conmigo en cambiar el mundo y ya decís todo lo que queréis decir: ahora toca ponerse los calcetines que os dé la gana, aunque no sean pareja.

5 comentarios:

Arcan dijo...

Con el frío que hace ponte dos pares en cada pie (y si es otro par en las orejas simulando a goofy mejor que mejor quedarás en la boda :))

Mars Attacks dijo...

Mira, no está del todo mal pensado. En las bodas uno se da cuenta de cuantísima inercia social hay en chorrocientas mil tradiciones que tal vez tuvieron sentido en su día, pero que hoy por hoy son más bien molestas...

Anónimo dijo...

VENDO MELOCOTÓN EN ALMÍBAR. INTERESADOS VISITAD:

http://www.solostocks.com/lotes/comprar/Melocot%C3%B3n_en_Almibar_Lata_840_grs./oferta_6739507004165356506850536966457069564845526665514556575750526649.html

También tengo un remanente de llaveros de naranjito.

Mars Attacks dijo...

Me pones dos llaveros de naranjito y un bocadillo de morros de cerdo.

Anónimo dijo...

vale... pero antes a ver si vamos arreglando el layout de esta página que macho... da pena...