15.3.05

Saber dosificarse (Esta mañana me he levantado...)

"El secreto está en saber dosificarse", dijo una vez un sabio. Creo que es uno de mis mayores fallos, no saber dosificarme. O me implico o no me implico, pero si me implico, lo doy todo. 900% de puro Emilio. Como decían en Gattacca, nunca reservo fuerzas para el viaje de vuelta.
Otro de esos grandes fallos es preguntar cosas de las que sé o intuyo que la respuesta no me va a gustar en absoluto. Soy un bocazas, y un cotilla, siempre con ganas de saber más y más y más sobre todo; mala combinación.
A veces me paso de racional cuando tendría que ser más sentimental, y otras me paso de sentimental cuando tendría que ser más racional. Sumadas, creo que son el 126% de las ocasiones.
No sé cómo consigue la gente que se le pasen los malos rollos simplemente durmiendo. Cuando yo me levanto, los problemas que estaban ahí antes de acostarme, siguen ahí. Las dudas, las punzadas de dolor, los recuerdos, las ilusiones destrozadas, el futuro incierto... a mí no me desaparecen. ¿Olvido alguna parte del ritual? ¿Me perdí ese capítulo de Barrio Sésamo?
Resulto insoportable (incluso para mí mismo) cuando me pongo demasiado puntilloso con asuntos que no merecen la pena, o cuando vuelvo una y otra vez a temas que otros están tratando de dejar a un lado.
Soy un manazas. "El chico del caos", que me llamaba el profesor de Organización y Gestión de Empresas (por un trabajo que hice sobre Caos y Empresa, pero que a mí siempre me sonó a que iba rompiendo cosas allá por donde pasaba): choco contra las sillas, tiro hojas de apuntes, estropeo piezas de plástico...
Mis "deflectores" nunca funcionan bien cuando es una persona querida quien me dice (de buenas o malas maneras) alguna de esas cosas, aunque ya las sepa; me dan de lleno y me hacen implosionar en el silencio del espacio.
Siempre me las acabo arreglando para recibir más daño del necesario. No sé qué clase de masoquismo profeso: supongo que ser un estupendo idiota.
O tal vez sólo es que así es la cruda realidad... en ese caso, yo la preferiría bien hecha. Devuélvanla a cocina, por favor.

3 comentarios:

Mars Attacks dijo...

Faltan muchas cosas en la lista. Sentíos libres de rellenarla a vuestro gusto y antojo. Mis chistes malos, un dos tres, responda otra vez:

Yoshiki dijo...

Espero que una de esas cosas no sean las indirectas...

Mars Attacks dijo...

Soy demasiado corto para que me salgan indirectas decentes, así que suelo ahorrarme el ridículo diciendo las cosas tal cual las pienso :-P