17.12.06

El tío ése de las barbas (Esta mañana me he levantado...)

Aquél niño pequeño iba paseando por la calle cuando le vio. Enseguida, le dijo a su compañero: ¡Mira, por ahí va el tío ése de las barbas! ¿Cómo se llamaba?
"Gandalf el rojiblanco", le respondió el otro, sin perturbarse.

Pues bien, llegan las navidades, como suele ocurrir más o menos por esta época del año. Uno piensa en cosas como que debería encontrar a alguna joven médica con la que salir, o que está bien eso de los relojes binarios, o en las tácticas de "mercadishing" de los mendigos de hoy en día, en el cambio climático, en las tácticas de control mental de algunas especies de hongos, en la bonanza de usar un explorador y gestor de correo libres para evitar virus...

Uno piensa en muchas cosas. Piensa, sin despeinarse, en que siente que se está pudriendo por fuera y por dentro. Cada día que pasa es un día entrópico, las cosas se tuercen más, tienes menos energía para ponerlas rectas, menos tiempo para recuperar energías, menos ilusión, menos libertad. Y, sin embargo, cada vez se apunta a más bombardeos, que sólo sirven para que el sistema se retroalimente.

Cuando tienes ganas de tener un mes de vacaciones para poder hacer tranquilamente todo el trabajo que tienes pendiente, o que necesitas tres meses de vacaciones para pasar una miserable tarde de hacer lo que te apetece, la vida (o su sucedáneo) se vuelve bastante incongruente. ¿Para qué todo esto?

Tampoco importa. Algunas cosas tienen menos futuro que un sistema de comunicación basado en señales de humo encriptadas con RSA. Cada vez noto más cerca la Tercera (Guerra Mundial, si no estamos ya en ella), hemos enviado a paseo a un montón de especies sin hacer nada más que lamentarnos por ello y seguir ensuciando, y el mundo se vuelve un lugar más complicado y triste en el que estar. O el que se vuelve más complicado y triste es uno mismo, y por eso deja de valer tanto la pena. Como decía, tampoco importa. No hay más remedio que seguir adelante, a ver qué pasa. A ver quién habrá conectado en el IRC un 1 de enero a las 00:00. Debe de ser gente interesante (aunque habrá de todo, supongo).

Es curioso el efecto "Bola de Drac" cuando un grupo de amigos ha estado juntos durante un rato y llega el momento de separarse. Se suelen parar en un lugar, se despiden (besos, abrazos, buenas palabras), y entonces se esparcen cada uno por su parte, de la misma forma que las Bolas de Dragón salían lanzadas después de haber sido reunidas para invocar al Dragón Sheron.

Ah, se me ha quemado el transformador del disco duro Woxter (de esos raros de 4 pines) y no consigo encontrar un recambio por ninguna parte. Mañana llamaré al servicio técnico, a ver si hay suerte. Y Timofónica sigue sin devolverme mi querido ej-molina@terra.es. Ya se lo recordaré cuando me llamen para algún tipo de oferta que podrán meterse sus brillantes culos metálicos.

A la gente se le va la piña (y si tiene problemas mentales, ya ni te cuento). Navidad es una fecha muy rara, que deberíamos empezar a celebrar a mediados de julio. Dios salve a la Reina. Y basta ya de tonterías. EOF.

6 comentarios:

CATUXA dijo...

Y mientras nos comemos alegremente el turrón, muchos inocentes caen como moscas en esa tierra que dicen que es santa. Y en las demás...

the vice dijo...

Tengo un transformador de esos que dices, contacta conmigo.

RecursosyHumanos dijo...

¿Por que llamas a esta blog "este no es el blog que estaís buscando" si yo al final de un duro dia de trabajo siempre la busco?

Gracias por ser diferente, gracias por ver la vida desde un GRAN punto de vista

Mars Attacks dijo...

Eso es que estás enfermo; todas las entradas son producidas aleatoriamente por una extraña mutación autoconsciente del compilador que hice para procesadores. Incluyendo este mismo comentario.

Vicioso: ya te he enviado un... comentario :)

servidora dijo...

Venga, que sé que tienes ganas de tener un reloj nuevo :-D

Y no te lo regalo porque sea Navidá ;-)

Mars Attacks dijo...

¡¡Pppppppppero qué chulada!! Si no fuera porque tengo debilidad por el binario, ésta sería mi elección :D
¡No puedo creer que lo hayan inventado!