17.1.06

Volviendo atrás (A veces pasan cosas)

No hace mucho, dos personas diferentes en un breve espacio de tiempo me iniciaron sendas conversaciones acerca de las injusticias de la vida. De por qué, ya que aprendemos de nuestros errores, no "se nos permite" volver atrás para tener la oportunidad de hacerlo bien esta vez.

Le he estado dando vueltas al tema durante largas noches. Yo mismo le he hecho alguna vez esa petición al Gran Programador (enviad un correo a root@suggestions.universe42.org) pero aún no he obtenido respuesta.
El caso es que me quedé pensando... no estaría mal poder volver a nacer de nuevo tras la muerte, para volver a intentar caminos distintos y ver con cuál somos más felices. Esto tiene un problema: que toda la gente seguramente querría hacer eso a la vez, así que en un momento determinado podría existir simultáneamente una combinatoria de posibles futuros de cada persona del planeta multiplicado por el número de intentos de esa persona. Una barbaridad de posibles historias a la vez, vamos. Aunque para un Ser Todopoderoso (llámese Monstruoso Spaguetti Volador), esto es una nimiedad.
El tema estaría en que si queremos que todo nos vaya bien, quizás eso sea incongruente con lo que otro quiera (y no vamos a ser tan egoístas de pedir esta feature sólo para nosotros, ¿no?). Por ejemplo, Microsoft, Apple y Linux querrían ser los tres el sistema operativo dominante. O varios tíos querrían estar con la chica que le gusta, y quizá a esa chica le hubiera gustado ser lesbiana. Vamos, que habría un problema de base para que cada uno tuviera su vida más feliz posible y, a la vez, todos los demás también tuvieran su vida más feliz posible.
Así que parece más fácil acabar intentando aprender de los errores, para no volver a cometerlos en lo poco que nos reste de vida, quizá con esa gran oportunidad desperdiciada para siempre, e incluso sin ninguna otra oportunidad, y de paso cometer nuevos errores de los que aprenderemos y querríamos poder volver atrás...
Ya sé, ya sé, yo sí que sé cómo animar a alguien hundido =)
En fin, os cedo la idea para que escribáis un best-seller o filméis una película que rompa taquillas, os hagáis multimillonarios y podáis comprar todo el sexo que queráis, las operaciones estéticas que os haga falta, enviar a los mafiosos de turno a romperle las piernas a quien se necesite, e incluso os compréis una isla (la novia de Ronaldo o Ronaldo mismo se os arrimarán solos, aunque a mí la idea de estar en una isla desierta con Ronaldo como que no...).
Hoy no me apetece volver atrás. Aún tengo muchas cartas para poder jugar una partida decente, y tengo curiosidad por saber qué historia sale de ahí. Ser siempre totalmente feliz podría ser muy aburrido... ¿quizá en otra vida?

9 comentarios:

servidora dijo...

..hmmm... coñes, por una vez estamos de acuerdo! :-)

¿Quién quiere volver atrás y "eliminar" errores, seguramente para cometer otros? Al margen de lo que ya nos enseñó el gran maestro Bill Murray, nunca hay que renegar de lo que hemos hecho, porque eso nos hace ser como somos. Y, por supuesto, no hay que renegar de como somos... sólo intentar mejorarnos con el tiempo.

No sé, parece que sea medio coña, pero juro que lo he escrito todo en serio...

Mars Attacks dijo...

Sé de dos que no estarán tan de acuerdo, pero en fin...
Qué gran película, "Atrapado en el tiempo". Una de mis más favoritas :D

Programming Ape dijo...

Al margen de la opinión de si sería bonito o no poder volver al pasado para evitar cometer los errores, que seguro que ocurre como con los culo, que cada uno tiene la suya, lo que más me ha llamado la atención es ¿cómo se podría hacer para volver, y por qué no, adelantarse en el tiempo?

En Matrix seguro que se podría hacer algo parecido, algo del tipo "Cambiar la imágen de fondo del escritorio" o quizá, y más apropiado, "Cambiar el tema del escritorio". Si en Matrix somos objetos, probablemente una de las propiedades del objeto es el marco temporal donde ese objeto está actuando. Una propiedad más o menos aleatoria que vendrá a ser un rango numérico, y teniendo en cuenta la cantidad de objetos interactuando a la vez (pensemos no solo en los objetos interacutando en nuestro propio marco temporal sino en los objetos que actuaron antes y después de él) es normal que esa aletoriedad haga que nos encontremos con otros objetos.
Bueno, la cosa es que debería ser fácil cambiarnos de marco temporal, por lo menos para $DEITY.

En conclusión, estoy hasta el saco escrotal de tener que Cambiar de Perl a C++ cada vez que a algún capullo le sale de la polla que hay que modificar algo (que ya propuse modificar en su momento) de modo urgente.

Programming Ape dijo...

¿El Monstruoso Spaguetti Volador es otro modo de llamar al Caos?

servidora dijo...

Che, adelantarse en el tiempo tiene que ser aún més fastigós que atrasarse... ¡Anda, que me hubiera levantado hoy de la camita si supiera a qué cosas me ha tocado/toca/tocará echarles un resoplido...!

Y, ya, si hay que meter C++ por medio :-D ¡peor me lo pones! ;-)

Programming Ape dijo...

Yo llevaría un par de semanas enterrado en mantas si hubiera sabido lo que me esperaba.

Al menos a El Pesado ya le han dado órdenes de que deje de molestarme, y sin tener que decir nada. Eso solo quiere decir una cosa, me estoy retrasando...

Ale continuo, esta vez con Perl otra vez...

Mars Attacks dijo...

¿Tú no tenías un blog en el que contabas esas cositas? Jejeje, yo lo oigo llamarte desde aquí. Uverreceeeetaaaaaa... Uverreceeeeetaaaaaa...

Adelantarse en el tiempo es fácil, basta con cruzarse de brazos. Llegaremos a 60 segundos por minuto.
Lo de volver atrás... pues no sé, igual cuando cambian la hora ^_^

Programming Ape dijo...

:) Tenía, tenía. Y espero seguir teniéndolo cuando me deje un rato esta desgana que ocupa ahora la mayor parte de mi tiempo. Además en caso de retomar el blog el médico me ha aconsejado hacerlo poco a poco, es decir, comenzar poniendo comentarios en post de otros blogs y más adelante postear.

Ese método de adelantarse en el tiempo ya lo había visto en una tira de Dilbert, en el que inventan una máquina para viajar hacia delante en el tiempo a razón de 1 minuto en 60 segundos. Además decían que tenía la característica extra de hacerte perder peso si te adelantabas lo suficiente en el tiempo sin comer nada dentro de la máquina. Dilbert se sale.

servidora dijo...

...bueno, yo tengo convencida a María de que la ducha es una máquina del tiempo. Con eso de que le digo siempre "...cuando salga de aquí, será el futuro..." ;-)