28.5.05

Diálogo Filosófico I

Patágoras y Kallistus, maestro y discípulo, se hallaban no muy lejos del acantilado de Samos, caminando lentamente y charlando sobre algunas cuestiones filosóficas. La fresca brisa marina llenaba el aire vespertino con las fragancias de la costa. Tal y como solía hacer, Kallistus aprovechó una pausa en el paseo para formular sus dudas.

- Maestro...

- Dime Kallistus - contestó Patágoras, mientras contemplaba el horizonte.

- ¿Por qué los filósofos siempre hablan acerca de que hay que elegir el camino más duro?

Patágoras miró a su discipulo como quien está valorando si el pescado es lo suficientemente fresco. Luego le empujó por el acantilado.

3 comentarios:

Mars Attacks dijo...

Mi humilde (y escueto y plagiador) homenaje a ese par de personajillos tan simpáticos e interesantes que en ocasiones escapan de la insigne testa del no menos insigne Fabrizio ;)

Algernon dijo...

Jajaja, ¡excelente! :-D

Me ha gustado mucho el Reverso Tenebroso de Patágoras :PPP

Arcan dijo...

Jeje, que bestia, bueno para el desestrés ;)