10.2.08

Infinitudes (A veces pasan cosas)

Hay más números que tiempo en el Universo (suponiendo un Universo Cerrado). Si dispusiéramos de la máquina más rápida del Universo que viniera generando un número desde el inicio del Universo, al terminar el tiempo del Universo este número sería el mayor número representado posible. A efectos prácticos, bastaría que el infinito de los números fuera simplemente el número anterior mas uno.

Pero los matemáticos no son tan pragmáticos. En cualquier caso, se brinda la cuestión de que, en nuestra realidad, no existen los bucles infinitos (aunque los bucles infinitos existan), puesto que durarían como máximo hasta que el tiempo del Universo terminara.

Es, básicamente, un problema de nomenclatura. Deberían llamarse "bucles potencialmente infinitos en un Universo Abierto". ¿A quién hay que avisar para que revisen el concepto?

La pastilla. Ñam.

11 comentarios:

servidora dijo...

¿Qué pastilla quieres? ¿La azul o la roja?
:-)

(migosoi, que capchat tan majo :-D)

Annie dijo...

Me encanta cuando te pones en ese plan... jeje

Algernon dijo...

Bucles becarios

O:-)

Ficticio dijo...

Nunca pasa nada!

servidora dijo...

Cuando vi el título de esta entrada pues me acordé de ésta tuya.. y de la anterior ;-)

Anónimo dijo...

Muakssss!!

Sofia.

servidora dijo...

Estaba pensando que para compensar el formalismo propio de los matemáticos y su falta de pragmatismo, ya estamos los informáticos... ¿cuántos bucles infinitos has conocido que hayan durado más de un minuto?

... cuánta poesía destrozada por culpa del ctrl+C :-)

humo dijo...

Dios mío.
No sé cómo he llegado hasta aquí.
Y ahora, no sé volver.
No puedo, vamos.
A ver quién es la guapa que regresa al pasado.
En fin.
O no.

humo dijo...

Gracias por tu comentario en mi blog.
Estoy pensando en cerrarlo: creo que he cometido un error de cálculo; pero no por eso voy a dejar de escribir...
Te avisaré.

Anónimo dijo...

Creo que sí, existe al menos un bucle infinto, ese que une tu culo con tu craneo, de manera que cada vez que escribes, escribes mierdas. Y cada vez que hablas la cagas. Jodido desgraciado.

Otro bucle infinito: El de las ostias que te voy a dar como te vea el careto, maricón subnormal. Te voy a arreglar esa cara de mandril lobotomizado con que Dios y Satan te han castigado.

Y todo eso sólo, para vengar a la pobre puta de tu madre, que cometió la desgraciada gilipollez de no abortarte a tiempo, y tuvo que soportarte.

Mars Attacks dijo...

Me alegra contribuir a que exteriorices tanto odio y no te lo guardes, que es malo para la presión arterial.

Como parte de la terapia, te dejo con un chiste: ¿sabes en qué se diferencia el papel del váter de las cortinas? Pues no vuelvas a cagar en mi casa.