10.2.08

Sobre Dios, la Omnisciencia, el Libre Albedrío, y Satán (Esta mañana me he levantado...)

Me entero por 20minutos (dónde, si no) que Susan ha desprecintado el infierno y a Satán. No sabemos si habrá dicho para sus adentros "Queda reinaugurado este local", pero el tema da que pensar.

No voy a entrar en profundas cuestiones teológicas. Sólo un par de proposiciones lógicas que demuestran que algo no encaja en la historia que se nos cuenta. Desde un punto de vista mitológico, pongamos que creemos que existe un dios.

Parto de los siguientes axiomas sobre ese dios:
-Dios es El que Es (Dios es la Existencia en sí misma, la esencia del Ser).
-Dios es Omnisciente.
-Dios creó a la Humanidad con el don del Libre Albedrío.

Hasta aquí espero que estemos de acuerdo todos

Y añado un par de hipótesis mutuamente excluyentes:
-Dios creó a Satán.
-Dios no creó a Satán.

Comenzamos con un problema en los propios axiomas, pues la Omnisciencia es antagónica al Libre Albedrío. El Libre Albedrío implica que no hay un futuro escrito, que tenemos la posibilidad de elegir nuestros caminos. Pero si Dios es Omnisciente, Él ya conoce a priori esos caminos y, desde el mismo momento de Su propia existencia, Él ya conoce todo lo que va a hacer, incluida la creación de los humanos, dotados, pues, de un imposible Libre Albedrío, puesto que también conoce qué van a hacer esos humanos. De hecho, ni siquiera le serviríamos como distracción, pues conoce perfectamente cómo vamos a "evolucionar en el Universo". Como un Tamagochi que has programado tú mismo con una sola función. Predecible y aburrido.

La cosa se termina de liar con el tema de Satán, por motivos obvios: si Dios creó a Satán, es un poco hijoputa crear una figura que sabe que se va a convertir en pura maldad y va a martirizar a su creación. Vendría a ser como estar embarazada de Hitler a sabiendas de lo que va a hacer el susodicho en el futuro.

Pero aún es más interesante si Dios no tuvo nada que ver con la creación de Satán, puesto que entonces Satán también es El que Es, ha sido capaz de convertirse en la propia esencia del Ser, y por lo tanto a priori debería tener los mismos superpoderes que Dios. Con lo que hay dos Dioses en realidad, uno bueno y otro malo, ambos Omniscientes. ¿Realmente los judíos/cristianos/etc. estarán adorando al que toca? ¿Será consciente Susan de todo esto, o preferirá mirar para otro lado?

2 comentarios:

Antonio dijo...

Y que es malo?

Porque es malo ser egoista?
Porque es malo ser libidinoso?
Porque es malo caer en la ira?
Porque es malo ser envidioso?

Mars Attacks dijo...

Yo diría que, por norma general, es malo todo aquello que causa sufrimiento a un sujeto o a terceros (es malo trabajar, es malo levantarse pronto, es malo ser envidioso -no sirve para nada y gastas energías-, es malo caer en la ira -te sube la tensión y eso acorta la vida-, es malo ser egoísta -sólo en exceso, porque todos necesitamos de los demás y no es plan de quemarlos-).

A ser libidinoso no le encuentro ninguna pega.

La otra historia es, en esta mitología, si tenemos claro quién es quién