15.2.07

Sincronismos

Comenzó su relación estrenando un espléndido frasco de colonia, y terminó al mismo tiempo que lo hizo la fragancia. Acababa de inventar, sin saberlo, el primer reloj de colonia de la historia.

5 comentarios:

Mars Attacks dijo...

Y qué mejor que un perfume para delimitar este tipo de historias. Los aromas son extraordinariamente potentes a la hora de evocar recuerdos.

Seguro que muchas personas recuerdan los olores de cada una de las personas que le han gustado, y qué colonia (o desodorante, o champú) usaban: White Musk, Halloween, Agua de Rosas, H&S, Sanex Lactoserum...

servidora dijo...

Pordiossanto, ¡¡¡dime que el frasco de colonia de tu abuela no marcó ninguna relación!!! :-/

;-)

Mars Attacks dijo...

Con cinco años, aquello sólo pudo marcar una: mi relación con el frasco de colonia ^_^

CATUXA dijo...

A mi me va a acabar trayendo problemas mi obsesión por la frangancia de Jean Paul Gaultier "Le male".

Cada vez que la percibo en el aire.. se me va el cuerpo detrás y pierdo la razón... (cual dibujo animado volando tras olorcito rico).

Y el origen viene, como no... de un amor de adolescencia. Qué tiempos aquellos.

Bridget dijo...

:)
gracias!