20.2.07

Llevar la razón (A veces pasan cosas)

Von Housen¹ decía que todos los que comienzan sus escritos con un "Fulanito decía que..." son unos petulantes sin remedio.

Una vez aclarado esto, centrémonos en el tema que nos ocupa: la razón. Si el sueño de la razón produce monstruos, no quiero ni imaginar qué produce el sueño de los monstruos, o si soñarán con ovejas eléctricas. Replicantes o no, a menudo le damos o le quitamos la razón a alguien, o decimos de alguien que ha perdido la razón, o que algo tiene razón de ser, que a alguien le asiste la razón o ha entrado en razón, que no atiende a razones, que se llena o carga de razón, que es razonable, que existe tal razón entre números, o un montón más que podéis consultar aquí. Por último, que alguien lleva la razón. Pero, ¿a dónde se lleva la razón?

Eso me preguntaron inocentemente (con la inocencia de una colegiala a punto de desgarrarse el uniforme para mostrar un picardías negro) hace unos cuantos días. Y, como no lo sabía, he estado investigando a dónde llevaba la razón la gente que llevaba razón. Me imaginaba que la llevarían a alguna especie de depósito de razón, algo así como un banco donde poder invertirla (y al invertir la razón, pues aparece la sinrazón, con lo que, aplicando nociones físicas básicas, razón y sinrazón se anularían mutuamente con una aportación de energía significativa).

Pero parece que no. La gente no iba a ningún lugar en concreto. De hecho, la gente que lleva razón apenas se mueve. Supongo que tienen razón en no moverse. En realidad, para qué. Quizá es que la razón pesa mucho. Lo que se llama una razón de peso, vaya. Fijáos en los jueces, que se suponen que son los que llevan siempre la razón (digo yo, porque, si no, ¿por qué demonios todo el mundo hace caso de lo que dicen? ¿Es que alguna vez han tenido razón con los números de la lotería? ¿Son infalibles? ¿Son inflamables? ¿Son flamables, acaso?). Bueno, no nos desviemos. La razón. Como el periódico. La verdad es que es una palabra que, si la escribes, lees o pronuncias unas quince veces, deja de tener sentido. Suena a "picazón", a "ratón", "tostón", "tazón", "pezón" y cosas así. Aunque esto sigue sin esclarecer a dónde se puede llevar la razón.

Si aplicamos un poco de lógica, la razón debe de tener una suerte de ciclo de reciclaje porque, dado que mucha gente lleva mucha razón a veces (o incluso lleva toda la razón, acaparadores ellos), no habría razón si no volviera al medio ambiente de alguna forma u otra. Eso me dio una pista de a dónde se lleva la gente la razón. Enseguida lo veréis.

Supongamos A y B dos sujetos cualesquiera, pese a sus peculiares nombres. Si partimos de la hipótesis de que A tiene razón y B no, y ambos individuos son mellizos porque el mundo los ha hecho así, y van en pelota picada, no apreciaremos diferencias en ambos. Así que, sea lo que sea la razón, se lleva por dentro. (Si A y B tuvieran razón, A tendría razón y B tendría co-razón; en realidad, ambos llevarán corazón y, aunque hay gente de la que se dice que no tiene, ésa es otra historia que merece ser contada en otra ocasión).

Bien, volvamos a estas diferencias o, mejor dicho, a su carencia. ¿A dónde llevará la razón el sujeto A? Empíricamente se puede demostrar que, tarde o temprano, la llevará al váter. Et voilà! Aquí está el secreto del ciclo de la razón. Con el contacto con el ser humano, la razón reacciona con el cuerpo y se cataboliza en residuos que el portador terminará excretando tarde o temprano, devolviendo de esta forma la razón al lugar del que provino (esos lugares tienen unos cartelitos que ponen "razón aquí"). Al descubrir este fantástico hecho también entendí por fin, por qué tantas veces, como dijo Von Housen², esto de tener razón es una mierda.

¹ No existe el tal Von Hausen, pero necesitaba un nombre para que la frase empezara bien, y en fin, ahora ya lo he dicho yo, así que podéis mentarme a mí (y a la madre que me parió) en adelante.
² Von Housen sigue sin existir. No entiendo por qué te empecinas en creerte todo lo que lees. Ni siquiera entiendo por qué lees, habiendo un cielo tan azul por ahí afuera. Ve y míralo un rato, anda. Es mejor para tu vista.


3 comentarios:

servidora dijo...

Me has convencido. No vuelvo a darte la razón en la vida...

CATUXA dijo...

Cuánta "no razón" tienes, glo...

Anónimo dijo...

pensé que la razón era algo así como zonar y como no merece repetir: razón+zonar= razonar