1.2.07

Desmedidos y desmedidas (A veces pasan cosas)

¿Quién dice que no se pueda hablar a grito pelado en la cantina con alguien que está dos filas de mesas más allá? ¿Qué más te da a ti que me coma una bolsa de chuches de un tirón? ¿Por qué diantres NO voy a poder untar mi dedo en la nata de ese apetitoso batido de fresa y metérmelo en la boca? ¿Quién demonios te crees que eres para decirme que no me coma ese plátano en dos bocados o sugerir siquiera que no me beba la coca-cola de un trago?

Además, es mi jodido blog, así que escribiré en él (o no) cuando me dé la gana, como me dé la gana, y cuanto me dé la gana. Y punto. Coño ya...

Léase sin acritud, por supuesto. Saludos desmedidos.

2 comentarios:

servidora dijo...

¿Y dónde coño está el comentario que dejé ayer? :-/

Algernon dijo...

Ahí, con dos huevos y tres salchichas! Ea!